Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 28 febrero 2008

El viejo de la Montaña

ashas

Hassan Ben Sabah, seguidor fatimita se oponía frontalmente al poder abbasida del Califa de Bagdad, enemistado también con el califato fatimíe de El Cairo, conquista la fortaleza mítica por inexpugnable: Alamut, nído de águilas; desde donde extenderá la tradición de los ismailíes, como nueva corriente en el islam.

Hassan Ben Sabah adiestrará a sus fieles seguidores, como fedayins, prometiéndoles el Paraíso; para ello no dudará en utilizar drogas como el haschish y hermosas mujeres, como anticipo de lo que espera a sus fieles después de muertos.

Esta orden religioso-militar se la conoce como ashas o ashaschins, que en francés deviene assassins, y de aquí asesinos, que no dudan en cometer crímenes políticos, tan aterradores que extienden toda su fama por la temeridad de la que hacían gala sus adeptos.

El uso de los derivados cannábicos estaba promovido como recompensa, e iniciador de estados estuporosos y de embriaguez como premio culminante, trás el éxito de las misiones.

Vladimir Bartol (1938) describe en su novela Alamut, las andanzas de estos guerreros religiosos y su ideario político.

Read Full Post »

Ulises

¨Ulises pasaba los días sentado en las rocas a la orilla del mar, consumiéndose a fuerza de llanto, suspiros y penas, fijando sus ojos en el mar estéril, llorando amargamente”

El psiquiatra bilbaino, afincado en Barcelona, Joseba ACHOTEGUI describe muy bien lo que siente gran número de inmigrantes, al tener que enfrentarse a situaciones de estrés crónico y múltiple, con innumerables dificultades y peligros, lejos de su familia y con los ojos puestos en el retorno; tal y como le sucedía a Ulises en la Odisea.

El inmigrante elabora duelos de pérdidas relacionadas con la familia que deja atrás, con cambios en su posición social, abandono de su tierra. Pérdida de amigos que mueren durante el viaje, asunción de riesgos físicos durante el viaje. Renuncia a su cultura, enfrentándose a una nueva en el país de acogida. Sufrimiento en la adaptación laboral y búsqueda de vivienda digna. Sentimientos de rechazo y segregación.

La sintomatología que presenta el Síndrome de Ulises abarca cuatro áreas:

  • Area depresiva: Tristeza, facilidad para el llanto, pero con interés por hacer cosas y no sentirse culpable por nada de lo que le ocurre
  • Area ansiosa: Irritabilidad, inquietud, ansiedad, intranquilidad, insomnio
  • Area somatización: Fatiga, cefalea, dolores osteomusculares, trastornos digestivos
  • Area disociativa: Confusión tiempo y espacio, sensación de irrealidad, desorganización, déficit de atención y memoria, desdoblamiento de personalidad.

” No soy de aquí, ni soy de allá, no tengo edad, ni porvenir, mi felicidad es el color de mi identidad…”

 

Read Full Post »

mapamundimapamundimapamundi

Se calcula que conviven con nosotros unos 110.000 extranjeros, que representan el 5% de la población del País Vasco ( 2.150.000)

El 14% de las consultas en Centros de Tratamiento de Drogodependencias son debidas a pacientes extranjeros: 51% son magrebíes, 33% sudamericanos, 10% centroeuropeos el 6% subsaharianos.

La droga principal es el alcohol, extendida entre los sudamericanos y centroeuropeos, unos con consumos más festivos y ligados a la fiesta, con predominio de cerveza y los otros con consumos más introvertidos y ligados a bebidas destiladas.

Los magrebíes consumen básicamente derivados del hachís y alcohol, por mimetismo con los naturales. Las consultas no son tanto por los problemas derivados de las drogas, como por sus carencia sociales: ilegalidad, inestabilidad laboral, infravivienda, desarraigo, soledad, carencia de núcleos familiares estables.

Al vivir en barrios donde están como inmigrantes interiores, en su desclasamiento social, los propios drogodependientes locales; se produce un fenómeno de encuentro entre los inmigrantes y nuestros propios toxicómanos, donde por mimetismo e imitación en la necesidad de sentirse intrgrados, muchos inmigrantes, sobretodo marroquíes van a caer en consumos de alcohol otras drogas.

El trapicheo en el caso de cannabis es una forma de subsistir y un aval de “marchamo de calidad” que avalan e igualan al pequeño traficante foráneo con el consumidor natural, siendo un elemento igualador y nivelador en la identidad del grupo de iguales.

El fenómeno de las “mulas”, hay que ver la película “María. llena eres de gracia”, es más común de lo que se piensa entre las colombianas que tienen que venir obligadas por la necesidad a trabajar a nuestro país. La cocaína esclaviza en burdeles, y junto al alcohol embrutece a un número inimaginable de mujeres obligadas a prostituirse. En el caso de las subsaharianas, la coacción viene dada por el mal de ojo o ritos mágicos.

Es muy difícil para un inmigrante asumir su dependencia, porque es afirmar su fracaso en la no consecución de su liberación económica, y lo más grave el saber que no va a regresar jamás para no tener que publicitar su drogadicción

Read Full Post »

en este mundo 

Aunque la prevalencia de la mayoría de las enfermedades psiquiátricas (esquizofrenia, trastornos afectivos…) se mantienen estable en todos los paises, exiten algunas enfermedades, como el Trastorno de Estrés Postraumático, que son más prevalentes entre el grupo de pacientes inmigrantes. Además el resto de las enfermedades psiquiátricas con frecuencia tienen una idiosincrasia que hace que su presentación pueda variar entre la diferentes culturas o que síntomas que en occidente consideramos como patológicos, sean bien aceptados en la cultura de origen (Mal de ojo, posesión..)

Las patologías psiquiátricas más frecuentes en el colectivo de inmigrantes son

  • Trastorno de Estrés Postraumático
  • Esquizofrenia, psicosis paranoide
  • Somatización
  • Trastornos de adaptación
  • Síndrome de Ulises o de estrés crónico
  • Abuso de alcohol y drogas

Read Full Post »

Beber es soledad

Read Full Post »

khat    khat   

El khat es una planta originaria del sur de la peninsula arábiga (Yemén) y del cuerno de Africa (Somalia, Etiopia). Es una  planta con  alcaloides psicoestimulantes: cathinina, cathina que químicamente son muy parecidos a la anfetamina.

Se utilizan por su capacidad para reducir el apetito, sensación de hambre, y disminuir la sensación de fatiga. Características semejantes a la hoja de coca andina.

Su consumo está muy extendido entre una población famélica, que ve mitigada su sensación de hambre con el mascado de las hojas frescas o los tallos tiernos. Curiosamente se detecta ocasionalmente en paises europeos en las colonias de inmigrantes yemeníes, etíopes o somalíes

La planta es un arbusto que crece en bancales en torno a los 1000-2500 m de altitud.     Se aprovechan sus hojas y tallos que recojen al anochecer, su frescura y por tanto validez psicotrópica dura como máximo dos días.

Se mastican en grupo de forma ritualizada durante sesiones de dos a tres horas, como si fuera un bar, donde se habla de todo, acompañado normalmente de bebidas no alcohólicas.

Se busca la euforia, la alegría, la activación mental, la grandilocuencia, la sensación de poder. Esta fase psicoestimulante dura unas dos horas desde el mascado, para caer después en un letargo, estado depresivo y agotamiento mental, con insomnio inicial y posterior somnoliencia diurna y enlentecimiento funcional.

Se mal usa entre conductores para aumentar falsamente su rendimiento al volante, origen posteriormente de muchos errores de cocordinación y con consecuencias de graves accidentes.

Su consumo diario se vuelve tempranamente una drogodependencia con consecuencias deteriorantes: impotencia, arritmias cardíacas, hipertensión arterial, delgadez extrema, problemas dentales, gastritis y esofagitis.

Su extensión social en estos paises africanos, sería equivalente a nuestro consumo de bebidas y forma parte de sus tradiciones, es difícil que sea aceptada por nuestra cultura, sobre todo por la mala higiene bucodentaria. En todo caso nosotros ya usamos de forma parecida el té y el café

Read Full Post »

vanidad“Vanidad”

Acabo de leer una carta al director de un periódico de lance, en la que su autor discrepa del trato de favor otorgado por los munícipes vitorianos a Ken Follet, con erección de estatua y todo…, motivado por su último bodrio de novela.

El autor de la carta expresa su repulsa por el demérito del escritor y el oportunismo de los vitorianos.

Coincidiendo con los hechos, yo mismo acabo de leer la novela y es un auténtico fiasco. Me siento culpable de haber caido en el “merchandising” y la publicidad que me llevaron a comprar el libro.

La novela es un mal culebrón, lleno de tópicos de novelitas de amor, que remedan un acúmulo de mil páginas de obras de Corin Tellado; aunque ya quisiera Ken Follet llegarle a la altura de las suelas de nuestra prolífica escritora.

Ha hecho un refrito de los siete pecados capitales que le salpican a su autor y a Vitoria (Soberbia, orgullo, vanidad), porque de nada quieren aparentar mucho.                         Vitoria no aparece para nada en la obra. La catedral, que es la excusa, ni se adivina; puede ser cualquier templo en cualquier momento, hasta la ermita de mi pueblo…. que también se restauro, y para más morbo apareció un enterramiento.

Gula, porque habrá habido grandes comidas, por el evento y más en el País Vasco.

Avaricia, porque aunque “La pela es la pela” sea muy catalán, aquí el galés y el alavés han acordado que el negocio, negocio es

Lujuria, en la novela está salpicada para darle un poco de sal, pero aunque mezcle al clero, por aquello del morbo, se queda muy sosa.

Envidia, la que ha demostrado Vitoria, deseosa de existir y salir en el mapa, como otras ciudades de su entorno, pagando algo fatuo y vacio, inflado por la mercadotecnia y la propaganda.

Pereza, la que da leer la novela y cómo te tienes que obligar para finalizarla, por aquello de que” libro empezado, libro terminado”

Ira, la que he podido comprobar en mi y otros lectores, por haber gastado tan estúpidamente, unos euros de los que nunca andamos sobrados.

Como se ve, ni menciono el título de algo para olvidar.

¿La estatua?,  ¡Que la caguen las palomas!

 

Read Full Post »

Older Posts »